Y fue Navidad

Y fue Navidad

Y en la eternidad Dios le preguntó a Jesús mirándolo  seriamente, – Estás seguro que quieres ir al mundo a rescatar a la humanidad? Jesús,  casi midiendo sus palabras respondió sin dudar, Claro que sí! Quiero ir! Envíame a mí!  Después de todo, no soy Dios también?  Soy Todopoderoso y Todo lo puedo hacer. Dios se sienta en su trono e invita a Jesús a sentarse también en el trono;  Este es el plan, le dijo Dios. Lo planeé desde antes que el mundo fuese, desde antes de la caída, cuando Adán y Eva comieron el fruto prohibido.

Primero te tendrás que despojar de tu toda tu divinidad, de toda tu gloria y de toda tu majestad, te tienes que deshacer de todo tu Imperio durante el tiempo que estés en la tierra. Quieres hacer eso? Pregunta Dios – Jesús medita un poco y responde: “Yo creo que si puedo hacer eso” “bien” dice Dios, ahora,  hay otra cosa que debes  considerar, – “Que es?” Pregunta Jesús. “Serás un mortal más entre los mortales y estarás sometido a las leyes de la naturaleza humana, como tener hambre, frio, sueño, dolor etc etc. Tu irrupción en la tierra será cuestionada, no serás común y nacerás en un establo.

“Serán los animales los que primero te verán nacer, pues nacerás en un establo, y tus padres terrenales serán de condición bastante humilde. No tenemos que darle a nuestro enemigo la más mínima sospecha del plan secreto,” reflexiona Dios. Apenas hayas nacido tu vida será amenazada. “Todavía quieres hacerlo? Pregunta Dios mirando fijamente a Jesús. “Si! Responde Jesús de inmediato, “no creo que eso sea un gran problema” “ok” dice Dios, entonces sigamos.

Tu ministerio comenzara a los 33 años,  pocos te creerán, es más, los líderes religiosos pensarán que eres un loco y otros hasta pensarán que eres hijo del Diablo. No te será nada fácil allá abajo. Vas a hacer muchos milagros pero aun así no creerán y te perseguirán porque no respetaras su falsa religiosidad. Buscarán matarte porque creerán que vienes del Diablo. No te van reconocer como alguien especial, tu ego humano no va a ser satisfecho, serás despreciado, serás un varón de dolores, tendrás experiencia en el quebranto. Serás abatido y no debes responder, te van a abofetear y escupir, se burlaran de ti y te escarnecerán, serás llevado como un cordero al matadero. Si usas tu poder divino para defenderte no lograremos salvarlos. Aquellos mismos a quienes vas a salvar te van a crucificar. Solo algunos pocos creerán  en ti, aquellos que yo te señale.

No harás nada sin antes consultarme primero. Yo tengo la estrategia y los procedimientos tu súlo me tendrás que obedecer. Cualquier movimiento en falso arruina todo el plan, Un solo error echara todo a perder. “Iras aun? Jesús, bajando la cabeza y meditando un poco el costo de salvar a un mundo perdido y lleno de compasión dice: “Si! Todavía quiero ir” dijo.

Bien, prosiguió Dios, Morirás con una muerte cruel. Tus amigos te abandonarán, algunos te negarán y otro te entregara a las autoridades, experimentarás el desprecio y la soledad.  Serás sentenciado a muerte y te llevaran a la cruz. Morirás solo y abandonado. Morirás con la muerte más cruenta que el ser humano puede experimentar. Serás hecho maldición. Derramaras la última gota de sangre que haya en tu cuerpo y toda el agua también. Será muy doloroso, casi insoportable, Yo estaré siempre contigo  y te voy a fortalecer. Nunca estarás solo, Yo siempre estaré contigo. Pero tus amigos más cercanos dudarán, y uno de ellos te va a entregar a tus enemigos y el otro va a negar y maldecir que no te conoce.

Pero, porque tiene que ser tan duro así? Pregunta Jesús perplejo. No hay otro camino más fácil? No, “ese es el plan ” responde Dios con seguridad. No dejarás de ser Dios. Serás todo Dios y todo hombre a la vez. No debes cometer un solo error para lograr la victoria. Si te cansas como hombre y haces uso de tu Deidad para demostrarles que eres Dios arruinas el plan.

Jesús como queriendo llorar, lleno de amor y dolor a la misma vez mira a su padre y mientras una lagrima rodaba por sus santas mejillas dijo. YO VOY. Iré a ellos, Iré a morir, estoy dispuesto al sacrificio, me sacrificare, pagaré  el costo, el que sea necesario, lo haré. Lo haré por amor. Tu los amas a ellos, tu los creaste, y yo te amo a ti Padre. Lo haré por ti.

Y FUE NAVIDAD. Aleluya!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *